26 feb. 2012

Mi Amol... ¿Quién te quiere como Yol?

He aquí un ejemplo de declaración de amor un poquillo diferente. Esta va dedicada a esa persona que, al igual que yo, no entiende el sentido literario del petardo que escribe las canciones a Carlos Baute. Si tenéis problemas con el ritmo de la declaración, abajo os pongo la original, para que le pongáis tonillo en vuestras mentes... e voilá!

20 feb. 2012

Dar el cante... al volante!

Desde hace relativamente poco, perpleja me hallo conmigo misma.

Estoy descubriendo un mundo nuevo, asombroso y, si me apuráis, más friki que yo. Un mundo alternativo: el del CONDUCTOR HABITUAL.

10 feb. 2012

¿Vas a la oficina o te conectas a ella?

Esta semana, sin darme cuenta me he visto en la necesidad de probar el TELETRABAJO. ¿Pero.. ezo kehlokéh?    Vamos, lo que suele llamarse trabajar desde casa enchufándote a tu ordenador con un sistema "remoto".

Lo que viene siendo Telecurrelar
Bien es verdad que yo soy una persona que "trabaja para vivir" y no al revés, y traerme trabajo a casa me da picor, pero también es cierto que los tiempos cambian. Las tecnologías nos hacen evolucionar si o si, y yo, que hasta hace poco no tenía Facebook ni Smartphone, hoy me veo blogera y con una retaíla de redes sociales a mis espaldas que pa' qué os voy a contar... (véase Contacto jejeje)

31 ene. 2012

Harta de la Falsa Felicidad Publicitaria

No puedo más... es insoportable!!!

Que con la que está cayendo enciendas la televisión y veas chorradas descomunales, no lo entiendo. Creo que me he equivocado de planeta... espera, ¿no serán ellos los que viven en Marte y veranean en Benidorm?

Pero, vamos a ver, ¿quién está más off de este mundo: los publicistas o las marcas?.


Los publicistas por idear unos anuncios tan absurdos e increíbles que dan ganas de arrancar la tv de la pared y estrellarla en la primera esquina visible del pasillo. Nos presentan familias perfectas, casas ideales, secretos de belleza exclusivísimos, etc... o  las marcas que aceptan esos ideales como válidos y no intentan vendernos sus productos, sino "sensaciones". No me identifico con nada ni nadie de ningún anuncio... mi casa no es digna del "Quién vive ahi?" ni está embriagada por la luz omnipresente...  me pregunto si seré la única.